Home

ligandoaloscuarentaTítulo original: Flirting with Forty
Autor: Jane Porter Traductor: Itziar Rey Pérez de Pipaon
ISBN: 9781940296
Idioma: Español
Editorial: Tule Publishing Group
Formato:  ebook
Goodreads

Comprar: Amazon

Divertida e inteligente, es la historia de una mujer a punto de llegar a la mediana edad que no está dispuesta a renunciar al amor y a la vida.

Él se llevó la segunda residencia y el Porsche. Ella se llevó a los niños y un corazón partido. Ahora Jackie, después del divorcio y a punto de cumplir los cuarenta, está de vacaciones en la soleada Hawai, viendo cómo se acerca la fecha de su cumpleaños… sola. Pero no por mucho tiempo. Muy pronto se enamora de Kai, su guapísimo monitor de surf, mucho más joven que ella, y la alocada y apasionada aventura que viven se convierte en la sorpresa más grande de la vida de Jackie.

De nuevo en su casa de Seattle, Jackie vuelve a su lucha de madre sola y… a los recuerdos de Kai. Él no la ha olvidado. Sin embargo, miles de millas de océano – por no hablar de la diferencia de edad, que parece aún mayor – les separan. Y, por supuesto, las amigas de Jackie no aprueban su relación. Cuando llegue la hora de elegir, ¿podrá arriesgarlo todo en aras de su oportunidad de ser feliz?


Cuando leí la reseña pensé que parecido que es este libro a esa película de sábado tarde, espero que no lo sea. Tendría que haber mirado antes de leerlo, nunca he leído un libro después de ver su película porque se me hace muy lento. Pues alguna vez tenía que pasarme.

Esta historia es del 2006—eso dice goodreads— y quiero creer que, para este tipo de género, en aquel momento era relativamente original. La película salió en el 2008. Mucho ha llovido desde entonces y, ahora mismo, es un poco vieja, las divorciadas con niños ya no están tan estigmatizadas y es normal encontrarlas como protagonistas de este tipo de novelas, tampoco es raro que se vayan de viaje solas o que consigan un hombre mas joven que ellas, ni que prefieran quedarse solteras.

La historia está contada en primera persona y eso hace que la protagonista parezca un poco pesada con tantas dudas, que son la mayoría de problemas a los que se enfrenta —en realidad, son los únicos problemas a los que se enfrenta—.
Los personajes no están muy bien dibujados. Por ejemplo, el joven es el típico surfista, del cual lo único que se dice es que tiene músculos, tatuajes y es surfista. Nada más. De ella poco mas sabemos, que está preocupada por el que dirán, que se supone que es una madre abnegada, una trabajadora poco organizada y que va a la peluquería una vez cada quince días para ser pelirroja. Las amigas son las típicas, supuestamente son tres distintas pero al final tienen una personalidad demasiado parecida que te hacen pensar que son una sola.

Lo cierto es que extrañé Hawaii, al menos una descripción del lugar. Creía que habría pero apenas si aparece, y cuando lo hace es con nombres. Supongo que serán lugares muy emblemáticos y conocidos, pero para mí es totalmente desconocido.

El libro lo hemos recibido en pdf, así que el formateado está adaptado a este y el indice tiene puesto los links para los capítulos pero no funcionan. En particular, le agregaría espacio entre las líneas y los párrafos. El guion largo no se diferencia del guion corto y las aclaraciones a sus propios pensamientos están con un doble formato, con paréntesis o guion, sin decantarse por ninguno.
Hay un abuso de comas bastante significante, sé que en gran parte es por la forma de narración pero…
También juraría que hay un par de equivocaciones con los signos “—:” y “:—”. Hay unas cuantas lineas que empiezan por “, “, falta algún que otro signo de pregunta y guion largo, tras los dos puntos empieza una palabra con mayúscula…

Lo de pantalones sastreros me sigue sonando mal pero sé que se usa, para mí toda la vida han sido pantalones sastre. Las palabras ‘osar’ por ‘atrever’, ‘guai’ por ‘guay’ — lo cierto es que preferiría algún sinónimo—, ‘esthéticienne’ en lugar de ‘esteticista’, ‘alienarme’ por ‘enloquecerme’ y ‘avidez’ por ‘codicia’ me han parecido que se salían del registro —aunque admito mi cruzada contra la palabra ‘guay’—.  Las palabras ‘semanada’ por ‘mesada’ y ‘finger’  por ‘manga’ — se suele llamar “manga del avión” al puente para acceder al avión—, supongo que son por cosas de la traducción. Por cierto, ¿qué es infatuación?. Y ya tengo —otra vez— una palabra nueva para el Apalabrados: resiliente —jamás la había escuchado—.

Sé que me he quejado —me ha parecido largo y lento—, pero lo cierto es que si hubiese leído el libro antes de haber visto la película posiblemente me habría parecido un libro para pasar una tarde. El saber la historia de antemano le ha sacado gran parte del misterio.
Es ideal para las románticas de corazón —cosa que yo no soy—.

Gracias por dejarme el libro, ha sido raro pero sin duda una experiencia única. Habrá que ver que tal están los libros mas nuevos de la autora.

Anuncios

2 pensamientos en “Ligando a los cuarenta

    • Estoy segura que el haber visto la película me mató mas de lo que debería. Una pena porque me divertí mucho con la parte del árbol y me podía identificar una barbaridad con las partes de chantajes que hacia su hija.
      Es un buen libro para una tarde de sábado.

      BESOTES!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s